Autónomos: avanzando hacia el futuro

autonomosDespués de ser el colectivo que más duramente ha castigado la crisis económica durante los últimos cinco años, empiezan a aparecer signos de cambio para los autónomos. Y estos cambios vendrán del impulso legislativo que se está dando en este  primer semestre del año, con una batería de medidas que ya han alcanzado el trámite parlamentario, y otras que lo harán en breve.

Una de las más significativas, por la trascendencia que puede tener en la protección futura de los trabajadores autónomos, es la reforma del Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos (RETA). La Comisión de Empleo del Congreso de los Diputados aprobó recientemente, por unanimidad, una enmienda transaccional en la que se insta al Gobierno a reformar el régimen especial de cotización a la Seguridad Social de los trabajadores autónomos (sistema RETA) para adecuar las bases de cotización a los rendimientos obtenidos en el ejercicio de su actividad. Esta  enmienda  transaccional reforma en parte, una Proposición no de Ley originaria de CiU, en la que, inicialmente, se instaba al Gobierno a impulsar una reforma del RETA que permitiera a este colectivo cotizar en función de sus ingresos reales.

Finalmente, a propuesta de la diputada del PP Carmen Álvarez-Arenas se forzó el vincular las cotizaciones a los rendimientos, ya que  en su opinión ”vincular la cotización a los ingresos declarados a Hacienda, tal y como recogía inicialmente la proposición de CiU, presentaba problemas de gestión y operativos insuperables a medio plazo”.

Actualmente, los trabajadores autónomos pueden elegir la base de cotización, a partir de la mínima que establece la ley hasta la máxima de 3.606 €. En la práctica, el 80% de los trabajadores por cuenta propia elige cotizar por esa base mínima (884,40 €) independientemente de sus ingresos, algo que impide por un lado, que la cuantía de las prestaciones para los autónomos sean más elevadas, ya que hoy, de media, son un 40% inferiores a las de los asalariados, o que puedan rebajarse las cotizaciones a aquellos autónomos que menos ingresos tienen.

La Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) ha valorado muy positivamente  la aprobación por mayoría de la Comisión de Empleo del Congreso de los Diputados. Para Lorenzo Amor, “se trata de una reforma de calado que debe de debatirse desde la seriedad y profundidad que merece, pues supone avanzar en la equiparación de la protección social de los trabajadores autónomos a los asalariados, aplicando el mejor sistema para que dicha equiparación no suponga un sobrecoste excesivo para la actividad del autónomo y el sistema sea más contributivo y solidario”.

En este sentido, el portavoz de CiU Carles Campuzano explicó que la mayoría de los autónomos elijen abonar la cuota mínima a la Seguridad Social porque consideran las cotizaciones como un impuesto más que como una inversión o un beneficio.


Ley del Estatuto del Trabajador Autónomo

Más avanzado aún se encuentra la reforma del Estatuto del Trabajador Autónomo (LETA), ya que el consejo de Ministros celebrado a últimos del mes de mayo, ha aprobado el texto que reforma la Ley del Estatuto del Trabajador Autónomo, por lo que ha sido enviada a las cortes para iniciar el trámite parlamentario.  El nuevo texto aprobado, recoge algunas de las peticiones demandadas por las asociaciones de autónomos en los últimos años. Sin embargo, para estas asociaciones  se debe aprovechar el trámite parlamentario para “reforzar” algunos contenidos.

De esta opinión es ATA, que pese a aceptar que esta nueva ley supone “un gran avance y un paso adelante para la mejora del emprendimiento, la consolidación del trabajo autónomo, la generación  de empleo y la protección social de los autónomos”, espera que el trámite sirva para “consolidar nuevos derechos para los autónomos y seguir avanzando en los mismos”.

Entre las medidas incluidas en la reforma del texto legal  se encuentran la posibilidad de  compatibilizar tarifa plana de los 50 euros para los nuevos autónomos con contratar a un nuevo trabajador, poder capitalizar el paro al 100% independientemente de la edad, y la ampliación de dos a cinco años de la posibilidad de retomar la prestación de paro si te das de baja de autónomo.


 

El proyecto de Ley de Fomento del Trabajo Autónomo y la Economía Social, recoge la posibilidad de que los autónomos puedan realizar una actividad por cuenta propia al mismo tiempo que cobran la prestación por desempleo durante nueve meses.

 

autonomos fomento

 

Entre las medidas incluidas en la  reforma del Estatuto del Trabajador Autónomo (LETA) se encuentran la posibilidad de  compatibilizar tarifa plana de los 50 euros para los nuevos autónomos con contratar a un nuevo trabajador, poder capitalizar el paro al 100% independientemente de la edad, y la ampliación  de dos a cinco años de la posibilidad de retomar la prestación de paro si te das de baja de autónomo

 


Compatibilizar actividad y paro durante nueve meses

Se trata de una vieja reivindicación de las organizaciones de autónomos, y parece que el Gobierno está dispuesto a incluirla en la próxima Ley de Fomento del Trabajo Autónomo y la Economía Social que prepara en estos momentos. Tal y como recoge el proyecto, los autónomos podrán realizar una actividad por cuenta propia al mismo tiempo que cobran la prestación por desempleo durante nueve meses. De esa manera, recalcan desde diversos colectivos, se paliará en parte la incertidumbre que acompaña siempre a los emprendedores que inician un negocio.

Así se lo ha explicado la Ministra de Empleo, Fátima Báñez, en la reunión que mantuvo recientemente con las organizaciones más representa- tivas del colectivo de trabajadores autónomos.

Esta medida se presenta, además, como una clara alternativa a la capitalización del paro, existente en estos momentos y  que también se reformará. Como ya anunciara Mariano Rajoy en el II Foro de Emprendedores y Empleo de ATA en Córdoba, se ampliará con la reforma del Estatuto del Trabajo Autónomo la capitalización de la prestación por desempleo al 100%, independientemente de la edad, a todos los que así lo soliciten y vayan a crear su propia empresa.

Tras la reunión, Lorenzo Amor, presidente de ATA se mostró satisfecho, afirmando que se trata de “unas medidas que fomentarán el emprendimien-to y el empleo, ayudarán a los autónomos constituidos, y la protección social de los autónomos”.

Esta Ley, que supone la reforma de la Ley del Estatuto del Trabajo Autónomo, aprobado en el año 2007, impulsará, en opinión de ATA, que en los próximos 4 años haya 500.000 autónomos más. “La tarifa plana de 50 euros ha sido un revulsivo para el emprendimiento y es una gran noticia, ya tiempo esperada, que no se penalice a los que quieran contratar a trabajadores quitándoles esta bonificación” ha destacado Amor.
La reforma también servirá para dar mayor protección jurídica a los autónomos TRADE, que son aquellos que dependen básicamente de una sola empresa, y mejorará la capacidad de interlocución de las organizaciones de autónomos


Segunda oportunidad y formación

De igual manera, desde ATA  hacen extensible esta petición a otra de las leyes que acaba de iniciar el trámite parlamentario, la Ley de Segunda oportunidad, que en su opinión  debe ser “ampliada para responder en contenidos a lo que indica su propio título y vincule los procesos de cierre o concurso de los autónomos persona física al reemprendimiento, así como que se incluyan los créditos públicos “que son los que verdaderamente hunden al autónomo que fracasa”, puntualiza Lorenzo Amor.

Además, con la reforma de la formación, los autónomos conquistan un nuevo derecho individual básico, el acceso a la formación, algo esencial para su consolidación y la cualificación de nuestro tejido empresarial.

Hay que decir que, aunque el Real Decreto Ley 4/2015 incluye al autónomo en su artículo 3, apartado a: “El ejercicio del derecho individual a la formación y la garantía de igualdad en el acceso de los trabajadores, las empresas y los autónomos a una formación vinculada a las necesidades del trabajo”, en esta reforma de la formación todavía no se desarrolla la normativa necesaria para su inclusión en los beneficiarios de la Formación Programada  por las empresas (que es la nueva denominación que recibe este tipo de formación).

Si bien, se abre la puerta a que, en un futuro, este colectivo pueda cotizar por la contingencia de formación profesional, y así acceder a la formación bonificada. Este planteamiento, recogido en el artículo 7,1, hace referencia al establecimiento de dichas contingencias, a través de la Ley de Presupuestos Generales del Estado de cada ejercicio.

No obstante, la ley para la reforma urgente del Sistema de Formación Profesional para el Empleo en el ámbito laboral, incluye al trabajador autónomo como destinatario de la oferta formativa para trabajadores ocupados, dirigida específicamente a autónomos.

Esta oferta formativa, descrita en el artículo 11, atenderá a las necesidades no cubiertas por la formación programada por las empresas y se desarrollará mediante programas de formación que tengan el fin de mejorar su competitividad, o cubrir una necesidad de adaptación a cambios del sistema productivo. De la misma forma, esta reforma supone que las organizaciones de autónomos participen en el diseño, planificación y evaluación de esa formación.

Escribir un comentario

 

OFERTAS DE EMPLEO

 
 

SÍGUENOS EN REDES