COOPERATIVAS DE TRANSPORTE: Indecisión de Fomento

fomentoLa modificación de la LOTT el verano pasado declaraba el principio de que sólo quien tenga autorización de transporte puede contratar y facturar en su nombre, cerrando las puertas a miles de cooperativistas que pasaban a encontrarse en una situación de alegalidad.

Desde Transcont Valencia se impulsó entonces la creación de empresas con tres o más transportistas para poder acceder al mercado, con el aparente beneplácito de Fomento. Pero la indefinición de la Administración,  tras más de un año, está provocando serios problemas a un colectivo que ve con incertidumbre un desenlace a corto plazo

Ha transcurrido más de un año desde que en el verano de 2013 se aprobó formalmente la reforma de la Ley Orgánica de Transportes Terrestres. Como se recordará, uno de los puntos más conflictivos en la nueva redacción recoge el principio de que sólo quien tenga autorización de transporte puede contratar y facturar en su nombre, y se regula una infracción para poder sancionar, bajo la normativa de transporte, cuando se incumpla dicho requerimiento. Esto suponía, de facto, que  en lo que a las cooperativas se refiere, solo serían válidas las cooperativas donde todos los transportistas tengan autorización o aquellas cooperativas de trabajo asociado donde no se permite que el socio facture a la propia cooperativa y por lo tanto se suprime el poder directo de disposición. La medida dejaba en una especie de “limbo” a un colectivo de más de 20.000 transportistas, que con la nueva ley en la mano quedarían  en situación ilegal.

Tras la noticia, que ha traído no poca controversia por una y otra parte, varias fueron las soluciones que se barajaron para dar salida a un colectivo  al que se ha permitido trabajar “al borde” de la legalidad, y este ha sido el verdadero problema,  durante muchos años. A día de hoy la mayor parte de las cooperativas, al menos las afincadas en Valencia,  ya están ultimando el proceso de adaptación a las exigencias de la nueva modificación de la LOTT. Prácticamente todas pasaron primero  por la fórmula del epígrafe 631, consensuado con las autoridades locales del transporte, que no con la Administración Central, que fue desechada por Fomento desde un principio, dejando claro a las cooperativas  que no se aceptaría  ningún cambio de epígrafe fiscal que no se corresponda con la actividad profesional desempeñada.

fomento1

 

El  Reglamento que debe dar forma a lo recogido en la LOTT se retrasa injustificadamente.

 

Hay una fecha señalada en rojo en el calendario: 1 de enero de 2015. Con el comienzo del próximo año, la gran mayoría de los cooperativistas perderán las líneas de descuento bancarias con que trabajan gran parte de los profesionales al haber perdido la consideración de empresarios.


 


Las propuestas de Transcont

Desde Transcont Valencia, que cuenta entre sus asociados con un gran número de afectados, han surgido durante este tiempo  varias propuestas interesantes. “Nuestra primera propuesta-comenta Victor González, secretario de esta asociación- fue que se regularizara la situación de los autónomos cooperativistas concediéndoles una autorización individual condicionada al cumplimiento de una serie de condicionantes muy favorables a la Administración como hubiera sido, por ejemplo, el pago de un precio razonable por dicha autorización”. Tras la negativa de Fomento, surgió la que hasta ahora parece la solución  aceptada por todo el mundo, incluido el propio ministerio de Fomento: “poder dirigir nuestras inversiones, decidir para quien trabajar y dar un paso adelante en la profesionalización de los autónomos, solo sería posible mediante una modificación en la Orden Ministerial de Autorizaciones de transporte que nos  permita abandonar la cooperativa para formar una microempresa (entre tres compañeros ) sin tener que atender el requisito de la antigüedad de los vehículos; ya que no disponemos de financiación para acceder a camiones nuevos”, afirma González.


La indefinición de Fomento

Según afirman fuentes de esta asociación, Fomento está trabajando la modificación planteada por Transcont, “aunque  con una desesperante lentitud”. Hay que tener en cuenta que el consenso con Fomento se alcanzó en octubre del 2013 así que desde el entorno cooperativista se esperaba  que la Orden entrara en vigor como muy tarde a finales de febrero o principios de marzo. Ahora, la situación empieza a ser desesperada para muchos cooperativistas, mientras que para otros,  los continuos retrasos que ha sufrido la Orden Ministerial han significado que no hayan podido aguantar y se hayan tenido que dar de baja.  

Para el resto, hay una fecha señalada en rojo en el calendario: 1 de enero de 2015. Con el comienzo del próximo año, la gran mayoría de los cooperativistas perderán las líneas de descuento bancarias con que trabajan gran parte de los profesionales al haber perdido la consideración de empresarios. El problema se trasladará entonces a la cooperativa que se verá obligada a pedir a los propios socios una aportación extraordinaria para capitalizar  la empresa. “Se habla ya-comenta Victor González- de aportaciones en dinero que pueden rondar los 6.000 u 8.000 euros, es decir, la puntilla para muchos de los que hasta ahora han conseguido mantenerse en el mercado”.

Otro de los problemas a los que se enfrenta este colectivo, también derivado de su pérdida de condición de empresario, es la imposibilidad de desgravarse muchos gastos originados, por ejemplo con las plataformas, que han dejado de estar a nombre de la cooperativa para pasar a titularidad particular del trabajador, con lo que no se pueden computar como desgravables gastos como ITVs, reparaciones,seguros, etc.

Tampoco parece ayudar la incertidumbre creada por la indefinición de la Administración, “más bien todo lo contrario, pues resulta muy complicado el día a día cuando no sabes que va a pasar”.

Eso si, desde esta organización dejan claro que, a día de hoy, no queda ni un solo cooperativista que facture transporte, es la entidad la que factura al cliente, la que tributa por sus beneficios, etc.


Efectos colaterales

Esta indefinición en la que se ha sumido el tema de las cooperativas, toda vez que se tomó una decisión al respecto, esta provocando, según denuncian desde este entorno, la aparición de una serie de “efectos no deseados” con la aparición de nuevas bolsas de fraude y competencia desleal. “Estamos viendo crecer exponencialmente nuevas modalidades de fraude que antes eran prácticamente anecdóticas, como los falsos autónomos metidos a empujones en supuestas cooperativas de trabajo asociado vinculadas a grandes flotistas y cuyo único objetivo es el de defraudar a la seguridad social, o ex cooperativistas que se han ido a sus países de origen a montar allí su empresa, pero que trabajan a diario en nuestro país disfrutando de una tributación mucho menor; por no insistir en la vergonzante deslocalización de grandes flotas como estamos viendo en los últimos meses sin que el Ministerio muestre la más mínima preocupación”, sentencia González.

Al habla con...

fomento2Victor González
Transcont Valencia


¿Por qué cree que se ha perseguido tan insistentemente el tema de las cooperativas “ilegales”?

Este Gobierno viene mostrando una gran animadversión por los autónomos durante toda la legislatura, no solo con los cooperativistas, también pretende quitar los módulos y dificultar la transmisibi- lidad de las tarjetas, por poner algunos ejemplos.
En nuestro caso parece que la obsesión de Fomento es criminalizar primero para después poder arremeter impunemente contra unos trabajadores cuyo único delito fue el de dar respuesta a una necesidad que siempre ha habido en el mercado de transporte de un país periférico como el nuestro, que no es otra que la demanda de autónomos con un  solo camión. Solo basta con pasarse por las empresas de transporte para comprobar que si pides trabajo como conductor, te cierran las puertas, en cambio si dices que eres autónomo, te dan trabajo al instante. Ya ves, justo los que piden al Gobierno que limpie el transporte de autónomos son precisamente los que después los buscan para trabajar. Paradojas de la vida.


¿Cuáles son los próximos pasos que tenéis pensado dar si no hay una pronta solución al “limbo legal” en el que se encuentran en estos momentos los cooperativistas?

Lo más importante en este momento es poder ofrecer a los afectados una información veraz sobre  la situación para que cada uno pueda hacer lo que considere mejor para su futuro. A día de hoy el  que ha podido ha recurrido al mercado negro de tarjetas, otros se han dado de baja, aunque por ahora, la mayoría permanecen en sus cooperativas a la espera de lo que pase, por eso es muy importante en este momento que nos aclare cuando va a entrar en vigor la Orden Ministerial. Las últimas noticias que tenemos apuntan a que tal vez se concrete en un Real Decreto. Se acerca peligrosamente la fecha límite y siguen sin decirnos cuando podremos constituir las nuevas microempresas.

Escribir un comentario

 

OFERTAS DE EMPLEO

 
 

SÍGUENOS EN REDES